www.ligaepilepsia.cl

Noticias

Finalizan las actividades en nuestro Centro de Desarrollo Integral

Luego de  un año repleto de trabajo, el Centro de Desarrollo Integral (CEDEI) de la Liga Chilena contra la Epilepsia, realizó un cierre de las actividades con sus estudiantes y familias.

“Bastián ha sido nuestro estudiante durante dos años. Tenía una epilepsia reciente cuando llegó. Ahora se va de alta con muchísimos avances”, cuenta Elena Fernández, psicopedagoga del Centro Desarrollo Integral (CEDEI), de la Liga Chilena contra la Epilepsia.

Estudiantes como Bastián, son los que recibe el  CEDEI, centro que desarrolla diversos programas y actividades gratuitas orientadas a mejorar la calidad de vida de niños y adolescentes con epilepsia y su núcleo familiar, desde el punto de vista educativo y social. Entre las iniciativas, existe un Programa de Estimulación Infantil, que entrega atención temprana a niños y niñas, desde los dos años de edad, con epilepsia y algún déficit en su desarrollo psicomotor, cognitivo y/o de lenguaje.

Hace pocos días atrás, el CEDEI realizó la finalización de sus actividades con una ceremonia al aire libre “La idea era relevar los valores del circo, tales como la alegría, la disciplina, perseverancia, entre otros”, explicó Mauricio Pizarro, jefe del Centro del Desarrollo Integral.

Malabarismo, monociclos y otras actividades relacionadas con la temática, recibieron a los asistentes a la ceremonia, creando un ambiente familiar y de diversión.  Algo muy característico del CEDEI. “Para muchas de las familias, el Centro es un salvavidas, se sienten muy contenidas, porque en los colegios no siempre tienen el tiempo necesario para dedicarle a sus estudiantes y acá es un trato de persona a persona. Además, acá los niños se sienten en casa, se ríen mucho y pasa que no se quieren ir.”, explica Mauricio.

Muchos de los niños, niñas y jóvenes que asistieron a la ceremonia, tuvieron también acceso al Programa de Apoyo Psicopedagógico, orientado a niños y adolescentes con epilepsia insertos en el sistema escolar tradicional, pero con dificultades de aprendizaje. Entre ellos, también se encuentra Bastián, cuyas evaluaciones aplicadas durante el año indicaban que era hora de partir del CEDEI. El 2018 comienza séptimo básico y es un desafío el cual debe enfrentar con independencia.

Según contó Elena, no fue un momento fácil para su estudiante saber que le iban a dar de alta, pero éste comprendió.  “Un niño o un joven no puede sentir que le va bien sólo porque lo ayudan. Tiene que entender que tiene las capacidades y que puede lograr por sí solo. Le expliqué «si necesitas apoyo, me llamas, vienes y vemos qué hacemos, pero el próximo año, es tuyo»”, lo reconfortó.
 

Para ver más fotografías pinche aquí




Páginas:       1